COMO CONSERVAR LAS FRUTAS Y VERDURAS

¿Juntos o Separados?

Hay muchas preguntas que nos hacen a menudo, pero hay una que aparece cuando empieza el calor ¿Cómo conservar las verduras y las frutas?
Las respuestas son tan variadas como variedad de alimentos haya, pero en este artículo intentaremos explicar a grandes rasgos lo recomendable.

Con el calor, nos llega la tarea de mantener las frutas y verduras lo más frescas posibles, debido a que las altas temperaturas hacen que se estropeen mucho más rápido. Esto esta ligado directamente con el cuidado del medio ambiente ya que si algo se pudre va a parar al tacho de basura y eso afecta no solo a la economía sino al ecosistema que vivimos.

Para poder entender como guardarlos, necesitamos decir que no todos los alimentos son iguales y tienen una clasificaciones.

CONSERVACIÓN DE LAS FRUTAS

La mayoría de las frutas que llegan a Buenos Aires se cosechan tanto en el norte como en el sur del país, esto hace que tengan que viajar largas distancias en camiones hasta tu casa o el Fruvery mas cercano. Esta es la razón de porque algunas frutas no llegan maduras, porque se cosechan antes de llegar al punto de madurez.

¿Pero cuáles son esas frutas?

Las frutas denominadas climatéricas son aquellas que pueden seguir madurando una vez recolectadas, caso de las manzanasperas bananas. Si se compran un poco verdes, se puede esperar a que alcancen su punto de maduración ideal.

Por el contrario, las frutas no climatéricas, como los cítricoscerezasfrutillasananá uvas necesitan madurar en la propia planta hasta alcanzar su madurez óptima. Si se recogen verdes, se pudrirán sin haber llegado a madurar.

En el caso de las frutas climatéricas, antes de recoger el fruto se calcula el tiempo de transporte, almacenamiento y distribución, por lo que se recoge la fruta bastante antes de su maduración, que debería completarse en el destino, a veces en el centro de almacenamiento de Fruvery o a veces lo debe hacer cada persona en su hogar.

Las frutas climatéricas más comunes son: palta, damasco, ciruela, kiwi, manzana, melón, melocotón, pera, banana, tomate y sandía.

¿Por qué te cuento todo esto?

Porque para un correcto almacenamiento de las frutas lo ideal es separar las climatéricas de las no climatéricas. Por ello, para que no se perjudiquen el ciclo de maduración de unas con el rango de vida útil de las otras, es muy buena opción separarlas con bolsas de silicona o tuppers. Las bolsas de tela, rejillas u otros transpirables pueden ayudarnos a clasificar los alimentos pero no evita que los gases producidos por las frutas más maduras pasen a otras.

COMO CONSERVAR LOS VEGETALES

Al igual que las frutas, es conveniente agrupar o separar los vegetales en base a su similitud, en este caso para clasificar los vegetales y hortalizas, podemos hacerlo en 6 grupos

– Debemos agrupar los tubérculos duros, es decir, las zanahoria, remolachas, pastinaca o nabos.

– Por otro lado, están los tubérculos de dureza media, como la berenjena, zucchini o el pepino.

– Los tubérculos frescos, como rábanos, ajos, espárragos, cebolla o puerros, deben conservarse juntos.

– Las «hojas», como las espinacas, las acelgas, coles, apio o lechuga pueden lavarse, desinfectarse, secarse bien y conservar en tuppers o en bolsas de cierre hermético para evitar que se humedezcan y se pudran.

– Ya que su ciclo de maduración es similar y lento, podemos unir los pimientos con las chauchas.

– Por último, hay ciertos alimentos sensibles que deben estar aislados de forma independiente, como los hongos, la calabaza y los  tomates.

Temperatura Ambiente

Si hablamos de conservar a temperatura ambiente, las frutas como el melón, sandia o ananá, pueden estar fuera sin problemas (siempre y cuando no estén cortados). También bananas, cítricos, limas, limones, naranjas, mandarinas y pomelos.

En lo referente a las verduras, debemos guardar a temperatura ambiente remolachas, pimientos (morrones), ajos, cebollas, papas, batatas, jengibre, albahaca, tomates, calabaza y pepinos.

Se debe procurar que no estén expuestos a luz solar directa, exceso de temperatura, humedad o cerca de contaminantes químicos como los artículos de limpieza.

Refrigeración

Hay otras verduras y frutas que, por lo general, están mejor refrigeradas. En el caso de las frutas, hablamos de los damascos, moras, arándanos, cerezas, higos, uvas, frambuesas y frutillas. En lo referente a las verduras, debemos guardar en la heladera: alcaucil, espárragos, chauchas, endivias, brócoli, coles de bruselas, zanahorias, apio, verdura de hoja, champiñones, guisantes, rábanos, maíz, cebolla de verdeo, puerro y nabos.

En general este tipo de vegetales no requieren envoltorios, pero en caso de que estén muy maduros se pueden colocar limpios en tuppers o bolsas transparentes y procurar consumirlos a la mayor brevedad posible.

 

EL DESAMOR

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida por Fruvery (@fruvery) el

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *